[vc_row][vc_column][vc_single_image image=”2047″ img_size=”full” alignment=”center” style=”vc_box_shadow_border”][cz_gap height_mobile=”40px”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][cz_title bline=”cz_line_after_title” shape=”text” id=”cz_71673″ shape_text=”Dra. Jacqueline Cadena” sk_shape=”font-size:20px;color:#e07655;font-family:’Montserrat’;font-weight:400;padding-bottom:45px;top:5px;” sk_overall=”background-position:center center;background-size:cover;” sk_lines=”background-color:#b47879;width:45px;height:3px;margin-bottom:8px;top:5px;” sk_shape_hover=”font-size:18px;” sk_h3_mobile=”font-size:34px;” sk_h3=”font-size:52px;” cz_title=””]

Trasplante Renal

[/cz_title][cz_gap height=”30px” height_mobile=”30px”][cz_title text_center=”true” id=”cz_25727″ sk_overall=”font-size:17px;color:#734a41;text-align:justify;” sk_h2=”line-height:1.2;” sk_overall_mobile=”margin:0px;” cz_title=””]Un trasplante de riñón es la transferencia de un riñón sano de una persona al cuerpo de otra que tiene poca o ninguna función renal. La función principal de los riñones es filtrar los productos de desecho de la sangre y convertirlos en orina. Si los riñones pierden esta capacidad, los productos de desecho pueden acumularse, lo que es potencialmente mortal.

 

Esta pérdida de la función renal, conocida como enfermedad renal crónica terminal o insuficiencia renal, es la razón más común para necesitar un trasplante de riñón.

 

Es posible replicar parcialmente las funciones del riñón mediante un procedimiento de filtrado de la sangre conocido como diálisis. Sin embargo, esto puede ser incómodo y llevar mucho tiempo, por lo que el trasplante de riñón es el tratamiento de elección para la insuficiencia renal siempre que sea posible.

 

¿Quién puede someterse a un trasplante de riñón?


La mayoría de las personas que necesitan un trasplante de riñón pueden recibirlo, independientemente de su edad, siempre que estén lo suficientemente bien como para soportar los efectos de la cirugía
el trasplante tenga una probabilidad relativamente buena de éxito
la persona esté dispuesta a cumplir los tratamientos recomendados tras el trasplante, como tomar la medicación inmunosupresora y acudir a las citas de seguimiento periódicas.

 

Los motivos por los que puede no ser seguro o eficaz realizar un trasplante incluyen tener una infección en curso (que deberá tratarse primero), una enfermedad cardíaca grave, un cáncer que se haya extendido a varios lugares del cuerpo o el SIDA.

 

¿Cuáles son los beneficios del trasplante de riñón?


Un trasplante de riñón con éxito le proporciona mayor fuerza, resistencia y energía. Después del trasplante, debería poder volver a un estilo de vida más normal y tener más control sobre su vida diaria. Puede tener una dieta y una ingesta de líquidos sin restricciones. Si dependía de la diálisis antes del trasplante, tendrá más libertad porque no estará atado a los horarios de la diálisis.

 

La anemia, un problema común en la insuficiencia renal, podría corregirse tras el trasplante. Si tiene hipertensión (presión arterial alta), podría tomar menos medicamentos para la presión arterial después del trasplante.[/cz_title][cz_gap height_mobile=”40px”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][cz_get_page_content id=”2016″][/vc_column][/vc_row]