[vc_row][vc_column][vc_single_image image=”2051″ img_size=”full” alignment=”center” style=”vc_box_shadow_border”][cz_gap height_mobile=”40px”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][cz_title bline=”cz_line_after_title” shape=”text” id=”cz_12641″ shape_text=”Dra. Jacqueline Cadena” sk_shape=”font-size:20px;color:#e07655;font-family:’Montserrat’;font-weight:400;padding-bottom:45px;top:5px;” sk_overall=”background-position:center center;background-size:cover;” sk_lines=”background-color:#b47879;width:45px;height:3px;margin-bottom:8px;top:5px;” sk_shape_hover=”font-size:18px;” sk_h3_mobile=”font-size:34px;” sk_h3=”font-size:52px;”]

Glomerulopatias

[/cz_title][cz_gap height=”30px” height_mobile=”30px”][cz_title text_center=”true” id=”cz_11737″ sk_overall=”font-size:17px;color:#734a41;text-align:justify;” sk_h2=”line-height:1.2;” sk_overall_mobile=”margin:0px;” cz_title=””]Es un tipo de enfermedad renal en la cual la parte de los riñones que ayuda a filtrar los desechos y líquidos de la sangre se daña.

 

Causas


La unidad filtrante del riñón se llama glomérulo. Cada riñón tiene miles de glomérulos. Los glomérulos ayudan al organismo a desechar las substancias dañinas. La glomerulonefritis puede ser causada por problemas con el sistema inmunitario del cuerpo. A menudo se desconoce la causa exacta de este padecimiento.

 

El daño a los glomérulos provoca la pérdida de sangre y proteína en la orina. La afección se puede desarrollar rápidamente y la función renal se pierde al cabo semanas o meses. Esto se denomina glomerulonefritis rápidamente progresiva. Algunas personas con glomerulonefritis crónica no tienen antecedentes de enfermedad renal.

 

Lo siguiente incrementa el riesgo de padecer esta afección:

 

Síntomas


Los síntomas comunes de glomerulonefritis son:

[/cz_title][cz_gap height_mobile=”40px”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][cz_get_page_content id=”2016″][/vc_column][/vc_row]